Calderas de gas natural y de gasoil ¿Hay mucha diferencia?

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Si estás pensando en llevar a cabo un cambio de caldera, seguramente te preguntes que modelo es mejor, si una de gas natural o una de gasoil. Para ayudarte, vamos a explicarte un poco mejor estos dos tipos de caldera para que elijas el modelo que más interesante te resulte.

Calderas de gas natural y de gasoil ¿Hay mucha diferencia?

¿Cómo es una caldera de gasoil?

Las calderas de gasoil son una alternativa que muchas personas utilizan cuando no tienen acceso a un suministro de gas. A pesar de que algunas veces se eligen como opción, precisamente por no poder contar con una de gas, esto no quita que tengan sus ventajas.

Estas calderas funcionan con gasoil, un combustible que tiene un alto poder calorífico del que se beneficia la caldera. Gracias a este potente poder calorífico, estas calderas se calientan con una mayor velocidad. A la hora de calentar una casa, esta se va a calentar mucho más rápido con una caldera de gasoil en comparación a una caldera de gas.

Por otro lado, también son bastante efectivas a la hora de disponer de agua caliente, ya que logran que esta salga prácticamente de forma casi inmediata.

Finalmente, estas calderas no cuentan con un coste fijo de suministro como puede suceder con las calderas de gas natural. Para hacer funcionar esta caldera lo único que necesitaremos será gasoil, por lo que básicamente el gasto de esta será el asociado a la compra del gasoil.

¿Cómo es una caldera de gas natural?

Las calderas de gas suelen ser las más utilizadas debido a lo prácticas que resultan y lo seguras que son. Las calderas de gas natural son buenas para el medio ambiente. Esto es debido a que, a diferencia de otras calderas, la combustión que se lleva a cabo en estas es menos contaminante.

Por otro lado, el uso de estas calderas de amortiza de forma mucho más rápida y se aprovechan más en el tiempo, ya que cuentan con una vida útil más larga. A pesar de que todo puedan parecer ventajas, también cuenta con algunos inconvenientes. Para que estas calderas puedan funcionar de manera correcta es necesario llevar a cabo determinados mantenimientos y estos, no son del todo baratos. Además, tendremos algún que otro coste más asociado al consumo del gas.

¿Qué caldera es mejor?

Dependiendo de cada circunstancia una caldera puede ser mejor que otras. Para un uso regular, es un hecho que las calderas de gas natural son las que más se utilizan. Al ser unas calderas que duran más y que cuentan con un combustible más barato, suelen ofrecer un menor rendimiento.

Las calderas de gasoil son una buena alternativa cuando el suministro de gas no llega a la zona o si se busca una caldera con una potencia calorífica superior. Si vamos a usar la caldera cada cierto tiempo, el no tener gastos de forma periódica independientemente de lo que la utilicemos es también un incentivo para contar con una de estas calderas de gasoil.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario