Claves para ahorrar espacio en el dormitorio

Autor: Comentar
Comparte este artículo
¿Te gustaría ahorrar espacio en el dormitorio y no sabes por dónde empezar una vez efectuada la reforma de tu casa? Hoy en nuestro blog de decoración te damos algunas claves que pueden ayudarte al respecto.

El dormitorio debe ser un espacio que inspire paz, tranquilidad y armonía, que invite al descanso y la relajación. Lograr una amplitud suficiente es indispensable para ello, por lo que conviene saber cómo aprovechar el espacio al máximo en esta estancia. Podemos conseguirlo con unos pequeños consejos que nos ayudarán a convertir nuestra habitación en un lugar cómodo y funcional.

Claves para ahorrar espacio en el dormitorio

Consejos para aprovechar el espacio en el dormitorio

Para empezar podemos recurrir al clásico truco de hacer que predominen los colores claros, tanto en las paredes como en el mobiliario. Los tonos suaves aportan una importante sensación de luminosidad y limpieza, algo muy recomendable especialmente para espacios pequeños. El blanco, el azul, el beige y el gris perla son perfectos para ello, así como los tonos pastel. Si preferimos un mobiliario oscuro, podemos optar por los tonos claros para los accesorios, como las cortinas o la ropa de cama.

A la hora de elegir los muebles, deberemos tener en cuenta el tamaño de la habitación para que éstos no se vean desproporcionados. En este sentido, se recomiendan piezas delgadas y altas para habitaciones pequeñas, y diseñados para disponer de un gran sitio de almacenaje. Asimismo, nos será muy útil crear una distribución eficiente, aprovechando las esquinas y los centímetros libres; dibujar un plano y estudiar las opciones que nos ofrece el mercado nos ayudará a organizarlo todo.

La cama es probablemente el elemento principal del dormitorio. Debemos adaptarla al tamaño de la propia habitación, eligiendo aquella que pueda acomodarse fácilmente junto al resto del mobiliario. Mientras que para un dormitorio juvenil compartido las literas son una buena opción, para uno individual o de matrimonio lo ideal es una cama con espacio de almacenaje. Muchas de ellas incluyen cajones en su parte inferior o un canapé.

Otra pieza fundamental en nuestro dormitorio es el armario. Para ahorrar espacio, los más recomendables son los armarios empotrados con puertas correderas. Evidentemente, las proporciones del mismo dependerán del espacio disponible en la estancia. Si ésta es pequeña, deberemos conformarnos con un armario pequeño y añadir espacio de almacenaje mediante otros accesorios (baldas, baúles, etc.). Además, podemos incorporar complementos especiales dentro del armario, ideados para aprovechar su espacio interior al máximo.

Los muebles multifuncionales pueden ser nuestros grandes aliados en este aspecto. Una de las piezas que más alternativas nos presenta es la mesa de noche. En lugar de optar por un modelo convencional, podemos incorporar un pequeño armario que nos sirva a su vez como zapatero. Una elección muy diferente es una mesa que podamos colgar en la pared, de manera que el espacio que quede libre bajo la misma amplíe visualmente la zona.

Debemos evitar el exceso de mobiliario por encima de todo. Por ello, si contamos con pocos metros y queremos añadir un escritorio en nuestro dormitorio, lo mejor será que éste cumpla una doble función como mesa de noche. Sólo tendremos que reservar un espacio para este mueble cerca de la cama.

Aprovechar las paredes es uno de los recursos más eficaces para ahorrar espacio. Las baldas y estanterías flotantes son perfectas para ello, siempre y cuando no incorporemos demasiadas y dejemos el suficiente espacio entre los diferentes accesorios que colguemos alrededor. Son perfectas para colocar libros, discos, flores, fotografías, adornos, e incluso colocar una pequeña balda cerca de la cama y usarla como mesa de noche.

Los accesorios son imprescindibles en cualquier estancia del hogar, ya que aportan personalidad y nos ayudan a definir un estilo decorativo. Por ejemplo, un pequeño baúl o un puff con almacenaje son una buena opción para aprovechar los rincones. Por otro lado, si queremos instalar un televisor, lo mejor es que sea de pantalla plana, que podemos colgar en la pared para que ocupe el menos espacio posible.

Por último, los espejos son imprescindibles para lograr una mayor luminosidad y sensación de amplitud. Para un mejor resultado, deberíamos colocar el espejo frente a la ventana, aprovechando así al máximo la luz natural.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Diseño interior


0 Comentarios Enviar un comentario