Cómo acertar con las cortinas

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Elegir las cortinas adecuadas es una tarea algo más complicada de lo que parece. De la elección que hagamos, podemos convertir a las cortinas en el elemento central de la decoración de la habitación o en un complemento que desentone con todo lo que las rodea. Para empezar, contar con unas cortinas a medida es fundamental para que cada habitación cuente con sus cortinas adecuadas. De esta forma, no te estarás conformando con las cortinas que queden en la tienda para comprar, sino que encargarás las tuyas propias para que se adapten de la mejor forma a tu hogar. Además de recomendarte estas cortinas personalizadas, te vamos a dar una serie de consejos para que aciertes en la compra de tus cortinas.

Spacious and bright bedroom interior with beige decorations, hardwood floor and a book on the window sill seat

Consejos para elegir las cortinas

Antes de decidirte por unas u otras debes tener en cuenta esto:

¿Cómo es tu ventana?

A cada ventana le sienta bien un tipo de cortina diferente. Dependiendo del estilo de la ventana o de la apertura de esta, podrás elegir el modelo adecuado. No todas las ventanas se abren de la misma forma ni todas ofrecen la misma luminosidad. Por este motivo, no todas las cortinas son adecuadas para todas las ventanas, por lo que este es un factor de lo más importante en la elección de estas.

¿Luz o intimidad?

A la hora de elegir una cortina tenemos que decidir inevitablemente entre disponer de más luz o mejorar la intimidad.

Si quieres elegir cortinas con las que aprovechar mejor la luz deberás centrarte en elegir cortinas que cuenten con tejidos ligeros. Estos tejidos ligeros son menos tupidos y cuentan con una trama abierta. Por ponerte un ejemplo, las fabricadas en lino o en algodón suelen cumplir estos criterios. Estas cortinas son estupendas para un comedor o la sala de estar en donde es más importante poder disfrutar de luz natural.

Por el contrario, si lo que buscas es intimidad, elige cortinas que cuenten con un efecto pantalla. En este caso los tejidos deberán de ser más gruesos, que tengan un mayor cuerpo y que sean también algo más pesados. Puedes elegir cortinas de lino grueso o de terciopelo. Estas cortinas suelen tener un empaque mayor en la estancia y tienen una gran importancia en la decoración. Por otro lado, debido a la particularidad de su tejido, se sacrifica en una gran medida la entrada de luz natural. Estas cortinas suelen estar especialmente recomendadas en los dormitorios, la estancia de la casa de donde pretendemos alejar todas las miradas indiscretas.

A la hora de elegir entre un modelo u otro también deberías de tener en cuenta que es lo que se encuentra al otro lado de tu ventana. Si estás alejado de la vista de otros vecinos, no habrá impedimento en contar con unas cortinas más ligeras, aunque se trate de un dormitorio. Por eso, aunque ciertas cortinas sean más recomendables para algunas estancias que para otras, la situación de la casa puede diferir la opinión entre la elección de un modelo u otro.

¿Lisas o estampadas?

En este caso te vamos a recomendar estas cortinas dependiendo del tamaño de la estancia. Si vas a colocar las cortinas en una habitación grande, puedes elegir cortinas estampadas. El motivo de no utilizar este tipo de cortinas en las habitaciones más pequeñas es que acaban por encoger la habitación. Por este motivo, están más recomendadas las cortinas lisas en las habitaciones más pequeñas de la casa.

En cuanto al estampado se refiere, te recomendamos que elijas diseños atemporales. La ventaja de estos diseños atemporales es que tendrán una mayor duración en el tiempo y te cansarás mucho menos de ellos. Algunos ejemplos son las flores o los motivos geométricos entre otras opciones con los que te sentirás más a gusto en la habitación.

¿Cómo tienen que ser de largas?

Por último, el largo de la cortina. Esto es una cuestión personal y de gustos. Sin embargo, lo más habitual es que las cortinas cuenten con unos 15 centímetros más de largura en comparación a la ventana. Si te gustan las cortinas más largas, añade 10 centímetros a esta ecuación.

El resultado que obtendrás será un espacio mucho más acogedor ya que este se encontrará más vestido. Ojo con los ambientes recargados, ya que, cuanto más larga sea la cortina, más pesado se puede convertir.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Diseño interior


0 Comentarios Enviar un comentario