Cómo distribuir el cuarto de plancha

Tener una estancia reservada a la plancha es ideal para desarrollar esta tarea con tranquilidad. A muchas personas es la tarea que más pereza les da realizar. Por este motivo, hay que esforzarse en la decoración del cuarto de plancha, para conseguir una motivación extra y llevarla a cabo con la mayor comodidad y entretenimiento posible.cuarto de la plancha

Para empezar, necesitarás varios elementos indispensables: la tabla de planchar, un armario para guardar la plancha y demás productos para la ropa,  estantes para colocar la ropa sin planchar y la planchada y unas cuerdas para recoger la ropa que está secándose tras lavarse.

Es fundamental que, una vez tengas estos elementos, sepas disponerlos bien. Te recomendamos que la tabla de planchar la dispongas, a ser posible, en el centro de la estancia. De esta forma, podrás moverte con comodidad a la hora de planchar prendas más complicadas, como las camisas, por ejemplo. En otro lado de la habitación, dispón las cuerdas para secar la ropa y las estanterías o el cubo de la ropa sin planchar.

En otra pared, puedes colgar o bien una televisión para entretenerte mientras planchas la ropa, o bien un equipo de música para amenizar las horas de plancha. Cualquiera de las dos opciones son buenas soluciones si dispones del espacio suficiente en la habitación.


No te olvides tampoco de la iluminación. Puesto que es una tarea en la que la vista se mantiene fija en las prendas, deberás colocar una buena iluminación para no forzar la vista. Lo ideal es que sea natural, así que si la estancia dispone de grandes ventanales, mejor que mejor. Pero para habitaciones en las que no entre demasiada luz o si prefieres planchar de noche en días de calor, te recomendamos una iluminación intensa, con algún fluorescente o foco halógeno en el techo. ¡Ya no tienes excusa para planchar tus prendas!

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *