Cómo instalar una mosquitera de puerta abatible

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Tradicionalmente, poner una mosquitera, ya sea en puertas o ventanas, ha sido la mejor opción para evitar la entrada de mosquitos y otros insectos a nuestro hogar. Su instalación es bastante sencilla, ya que se basa en una tela con diferentes enmarcada o no en estructuras, que protegen de la entrada física de mosquitos, aparte de otras ventajas. En este post os vamos a hablar sobre cómo instalar una mosquitera de puerta abatible.

Cómo instalar una mosquitera de puerta abatible

Mosquiteras Abatibles

Las mosquiteras abatibles son ideales para las puertas de entrada y donde haya un paso frecuente. Tienen la virtud de evitar la entrada de mosquitos e insectos en espacios cerrados y, además, permiten la ventilación natural del hogar.

Su instalación es sencilla y rápida. Se trata de una “segunda puerta” con un marco de aluminio con bisagras de apertura hacia el exterior. Para poder instalarla, únicamente tenemos que poner las bisagras en el hueco donde hemos de colocar la mosquitera y ajustarla para convertirla en una puerta abatible.

En definitiva, están fabricadas y diseñadas con materiales de calidad y tela normalmente de fibra de vidrio para evitar no sólo la entrada de insectos, sino también de polen y otros alérgenos.

Instalar una puerta mosquitera abatible

Instalar este tipo de mosquiteras podemos realizarlo nosotros mismos o, por el contrario, podemos contar con un profesional que nos la instale. Aun así, a continuación, os mostramos paso a paso cómo realizar la instalación.

Decidir la dirección de la abertura de la puerta

Antes que nada, tenemos que decidir hacia qué dirección queremos que la puerta se abra. Por lo general, la perilla de la puerta ha de estar en el mismo lado que la de la puerta principal. Sin embargo, si la puerta puede golpear algún objeto al abrirse, puede ser instalada en el otro sentido.

Contar con ayuda

Podemos pedir ayuda a alguien para poder colocar la puerta mosquitera en el marco de forma segura. Aunque no sea muy pesada, hay que tener manos libres para asegurarla e instalarla de forma adecuada. Si no podemos contar con ayuda, quítala tras haber confirmado que cabe bien en el marco.

Poner cuñas

Para conseguirlo, hemos de colocar cuñas entre la puerta y el marco para asegurarnos de que encaje. Hemos de introducir, al menos, una en la parte superior e inferior de la puerta y dos más a los lados. Esta es una manera de comprobar si los 3 mm de espacio existen alrededor de toda la puerta.

Si no se introducen bien, eso quiere decir que la puerta no está bien encajada. Para realizar los ajustes necesarios, podemos lijar la puerta o el marco de madera hasta que las cuñas logren encajar.

Medir donde irán las bisagras

Tenemos que medir el lugar donde irán colocadas las 3 bisagras por el largo de la puerta. Para conseguirlo, hemos de comenzar realizando marcas en el borde de la puerta a unos 13 cm de la parte inferior y superior. La última ha de ir en el centro de estas marcas.

Como alternativa, podemos alinear las bisagras de la puerta mosquitera con las de la puerta interior (si tienen las mismas medidas). Para hacer las marcas, podemos usar un lápiz.

También podemos emplear una bisagra como plantilla sobre la puerta para perforar los agujeros guía que nos ayudarán a poner los tornillos.

Poner la puerta

Usar un atornillador eléctrico para colocar los tornillos en los agujeros guía. Introducimos los tornillos hasta que las bisagras estén bien presionadas contra la puerta, ya que, si no fuese así, podría torcerse o caerse de su lugar. Lo habitual es que haya 3 tornillos para cada bisagra.

Es recomendable únicamente usar materiales que se incluyen en la puerta mosquitera, pues están diseñados para que la instalación sea completa. Repetimos el proceso hasta que las 3 bisagras estén aseguradas a la puerta.

Asegurar la puerta

Tenemos que asegurar las bisagras al marco de la puerta. Con la puerta sujeta en su lugar, usamos el destornillador eléctrico para asegurar las bisagras en el marco adyacente. Comenzamos con la perforación de agujeros guía ayudándonos de las bisagras ya instaladas en la puerta como plantilla y luego introducimos los tornillos.

Ya que hemos colocado las bisagras en la puerta, es bueno contar con un nivelador para estar seguros de que la puerta se mantenga nivelada tras ser atornillada.

Comprobar si está bien instalada

Abrimos y cerramos la puerta para comprobar si la puerta necesita algún ajuste y que las bisagras puedan estar o no flojas y soporten bien el peso de la puerta. Cerramos la puerta para asegurarnos de que encaje bien en el marco. Si notamos algún rozamiento, solo bastará con ajustar los tornillos hasta que encaje bien.

En conclusión, instalar una mosquitera de puerta abatible no es nada complicado. Basta con seguir estos sencillos pasos y podrás disfrutar de un hogar sin mosquitos ni insectos.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Bricolaje


0 Comentarios Enviar un comentario