Consejos para aprovechar las zonas de paso

Autor: Comentar
Comparte este artículo
En cualquier vivienda encontramos rincones olvidados, a los que no prestamos la atención que se merecen, desaprovechando las muchas oportunidades que nos ofrecen. Se trata de las llamadas “zonas de paso”, que aparentemente no cumplen ninguna función ni son útiles en nuestro día a día. Sin embargo, con las técnicas adecuadas podemos sacarles un gran partido; a continuación te damos algunos consejos para aprovechar estos espacios.

Consejos para aprovechar las zonas de paso

Claves para aprovechar las zonas de paso

Un buen truco es utilizar estos metros extra para ganar espacio de almacenaje. El recibidor es una de las estancias más adecuadas para ello, pues da lugar a una amplia variedad de alternativas. Por ejemplo, instalar en él un zapatero sería una estupenda idea, ya que nos permite organizar nuestros zapatos y calzarnos con comodidad justo antes de salir de casa. Una de sus grandes ventajas es que, gracias a los numerosos modelos que encontramos en el mercado, pueden adaptarse prácticamente a cualquier rincón.

Otra buena opción, si disponemos del espacio suficiente en el recibidor, es colocar un armario donde guardar los abrigos, chaquetas y zapatos. Lo mejor en este caso es un armario empotrado y hecho a medida que nos permita sacar el máximo rendimiento a la estancia. Las puertas plegables nos ayudarían en este propósito.

También podemos servirnos de otras zonas de paso para aumentar nuestro espacio de almacenaje, como los pasillos. Suelen ser estrechos, lo que dificulta la tarea de amueblarlos y decorarlos, pero no debemos descartar algunas opciones.

decorar con estanterías

Las estanterías largas y finas serían ideales para ello, siempre y cuando no obstaculicen nuestro paso.

En el caso de que el tamaño de los pasillos no nos permita esta posibilidad, podemos aprovecharlos para dar un toque personal a nuestro hogar. Una manera de hacerlo sería creando composiciones de cuadros y fotografías, formando diferentes formas con ellos y jugando con la variedad de tamaños y colores. Podemos seguir el mismo consejo con vinilos y otros elementos decorativos para colgar, aunque evitando recargar la pared.

Por otro lado, si el pasillo es lo suficientemente ancho, podríamos colgar algunas baldas y estanterías sin demasiada profundidad. Nos serían muy útiles para guardar libros, discos, pequeñas cajas, y accesorios decorativos como flores y velas. Así aportamos un estilo personal a la casa.

Un espacio habitualmente abandonado en las casas de más de una planta es el que queda debajo de la escalera. Es fácil ver las ventajas que nos ofrece esta zona para aprovechar el espacio, donde dependiendo de las posibilidades, podemos situar desde una cómoda hasta crear un pequeño estudio. Los muebles a medida también son nuestra mejor opción en esta ocasión, ya que pueden amoldarse para aprovechar cada centímetro. Asimismo, podemos instalar un armario, un sofá, un banco, etc., según nuestros gustos y necesidades.

También es habitual encontrar espacios muertos dentro de otras salas, como el salón. Las esquinas serán nuestras grandes aliadas en este sentido, pues podemos aprovecharlas para instalar baldas, vitrinas y estanterías (es muy recomendable que estén fabricadas a medida). Las cómodas, a la par que decorativas, aportan espacio extra de almacenaje y nos ayudan a mantener ordenada la estancia. Si nos lo podemos permitir, crear un agradable rincón de lectura puede ser una buena idea; con un simple sillón, una mesita y unos pocos accesorios bastará.

Por otro lado, una de las opciones más recurrentes cuando disponemos de espacio extra en nuestra casa es la de crear un vestidor. Al contrario de lo que muchas veces se cree, con pocos metros podemos lograr un resultado fantástico. Solo necesitaremos un armario pequeño (si no nos lo podemos permitir, un gran perchero con ruedas sería una buena opción), una cómoda y algunos accesorios. Una silla para sentarnos mientras nos vestimos también nos sería de gran ayuda.

Estas son solo algunas ideas para aprovechar las zonas de paso de nuestra casa, pero lo cierto es que no existen normas concretas en este sentido. Podemos dar rienda suelta a nuestros gustos y creatividad, adaptando estos rincones a nuestras necesidades.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario