>Cosas de Decoración

Prepara tu propio jardín vertical casero

Autor: Comentar
Comparte este artículo
21 marzo, 2018

Presentado como un muro vegetal que ha marcado tendencia en diseños tanto interiores como exteriores, el jardín vertical integra naturaleza y arquitectura en un mismo entorno urbano. Os acercamos algunas claves para preparar el vuestro desde nuestro blog de Decoración, ¿nos acompañáis?

 jardín vertical casero

Tipos de jardines verticales

La integración de la vegetación en la edificación se puede realizar en toda clase de espacios, ya sean de interior o exterior. Los primeros cuentan con muy diversas ventajas que mejoran el ambiente en los inmuebles. Y, es que, la evapotranspiración y los efectos de aislamiento contribuyen a regular la temperatura lo que se traducirá en una menor factura a la hora de refrigerar la estancia donde se ubica.

Cada jardín vertical es capaz de absorber gases nocivos y liberar oxígeno. Algunas de estas sustancias son, por ejemplo, el formaldehído, el monóxido de carbono o el benceno, que son causa de muy diversos problemas desde el punto de vista sanitario.

De entre los diferentes tipos de jardines verticales existentes podemos destacar los siguientes:

Jardines verticales Nébula: este sistema está estructurado por plantas aéreas y que únicamente precisa de las propiedades que le ofrece el aire para sobrevivir. No es necesario riego alguno.

-Jardín vertical Leaf Box: presenta una construcción modular realizada a medida y con paneles que han sido creados en materiales impermeables y a las que se les coloca musgo de Sphagnum. Gracias a este tipo de paneles puede contar con protección ultravioleta.

Aunque los más conocidos se podrían resumir en estos puntos:

Jardín vertical de interior

Los jardines verticales de interior, pensados por ejemplo, para incorporar sobre la pared de nuestro salón, hall o sala de estar, deberían estar formados por plantas que se adaptan a este tipo de ambientes como es el caso de la hiedra común, el ficus trepador, esparraguera, helecho, anturio, nido de ave, planta cebrina, cinta o potos.

Los jardines verticales de interior, como hemos comentado antes, aportarán numerosos beneficios a los habitantes de una casa. Y, es que, entre otras cosas, el aislante vegetal será de gran utilidad para reducir hasta en 10 decibelios la contaminación acústica, por no hablar de que absorbe las sustancias tóxicas que predominan en el ambiente y que pueden dañar nuestra salud como es el caso del formaldehído.

jardín vertical de interior

También ayudará a mantener el grado de humedad idóneo, mejorando la calidad de aire, regular la temperatura de la sala y combatir el llamado “síndrome de edificio enfermo” gracias a que aumenta los niveles de oxígeno y purifica el ambiente.

Jardín vertical de exterior

Los jardines verticales de exterior, pensados para disponer sobre las fachadas de edificios o paredes de nuestro jardín, son muros vegetales que deberían contar con plantas como “niña en barco” (de color púrpura), geranios, bromelias, hostas, hoyas, iris japónica o rocío.

Los jardines verticales de exterior también aportarán grandes beneficios al medio ambiente, dado que reducen el efecto de isla de calor de las grandes ciudades, habilitan espacios urbanos no usados, crean un espacio paisajístico agradable, además de configurar un ecosistema en la ciudad que permitirá la integración de especies autóctonas.

Haz tu propio jardín vertical casero

A la hora de crear tu propio jardín vertical casero has de tener en cuenta una serie de cuestiones fundamentales. En primer lugar, hemos de tener en cuenta que el proceso de creación que hay detrás estudia tanto las condiciones del entorno como los materiales del muro en el que se van a instalar, así como las especies de plantas y su propio mantenimiento.

-La construcción de este tipo de espacios se basa en una estructura metálica que soportará el peso del muro vegetal y que se mantendrá separada de la fachada por una lámina plástica a modo de pantalla impermeable. Con ello lo que conseguiremos mantener nuestro jardín vertical casero aislado de las paredes, evitando así la humedad o que las propias raíces puedan llegar a deteriorar el muro.



-Hay otro material que jugará un papel muy importante en la construcción de nuestro jardín vertical. Se trata de un fieltro de poliamida y lo suficientemente resistente como para que no se deteriore con la humedad, puesto que será la base perfecta para que las raíces puedan crecer y enredarse. No obstante, también podemos hacer uso de otros materiales como PVC o palets.

-A la hora de confeccionar nuestro jardín vertical, debes recordar que hay muy diversos tipos en función del material utilizado o las especies de plantas. Así, por ejemplo, podemos contar con los más complejos que abarcan fachadas enteras de edificios a los más accesibles para decorar la pared de nuestro salón o jardín.

En cualquier caso, la estructura metálica o de palet que hayas elegido deberá colgarse en la pared como si se tratase de un lienzo, por lo que deberás de escoger unos tacos y tornillos apropiados para cada tipo de superficie. Posteriormente, podrás añadir la lona plástica y fijarla por la parte trasera. En las semanas posteriores a la plantación de nuestros vegetales, deberemos mantener el jardín en posición horizontal para que las plantas se asienten.

-Cuando te dispongas a regar las plantas, lo mejor que puedes hacer es colocar un tubo de riego por goteo en la parte superior para que el agua se vaya filtrando. No olvides dejar una pequeña cámara de aire entre la propia estructura y la pared para evitar humedades.

-El trabajo de estas plantas que se ha de llevar a cabo es el mismo que el de cualquier jardín convencional, precisando de sus tareas de poda, abonado, replantación. Hay una serie de trabajos preventivos como el uso de fungicidas y fertilizantes que te permitirán controlar las plagas que puedan deteriorar el aspecto de las plantas.

jardín vertical de exterior

-En cuanto al tipo de vegetales, las especies que mejor se adaptan a este tipo de jardines son, por ejemplo, Epífitas, una especie que no precisa de gran espacio para su crecimiento y crecen por sí solas sobre otras plantas, una característica esencial para esta clase de jardines.

Por otro lado, también contamos con “Lazos de amor”, otra especie que se caracteriza por su resistencia, por su rápido crecimiento y ser de fácil cultivo. Sus hojas presentan una forma alargada con detalles blancos y distintas pinceladas de verde. La “planta del incienso”, idónea para utilizar en pequeños espacios. Sus hojas son alargadas y tiene un color amarillento. Se puede colocar como trepadora.

Otra opción muy interesante son los helechos, caracterizados por su gran adaptabilidad a cualquier tipo de espacio. Junto a todas estas también se podría señalar “lágrima de bebé”, “rocío”, “cineraria”, “begonia”, “geranio”, “anturio” o “cáscara de nuez”.

¿Qué os parece el jardín vertical para completar el diseño interior o exterior de vuestra vivienda?

Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: Jardinería