>Cosas de Decoración

Regalar tus diseños

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Si quieres hacer un buen regalo, que sorprenda y haga que la persona se sienta muy orgullosa de tí, te vamos a dar algunas ideas para que con un poco de presupuesto y muchas ganas, te quede un regalo de exposición.

cuadro

El regalo se trata de pintar un retrato de la persona a la que se lo vas a regalar. Puedes elegir la dimensión y la gama de colores que vas a utilizar, cuantas más escojas, más difícil y entretenido pero con mejor resultado.

Utiliza una fotografía, a ser posible de un buen tamaño y con buena definición.
Fotocopiala a una escala aumentada, según quieras el tamaño de tu pintura, haz tres copias por si acaso.
Compra un papel de gouache, algo más grande de lo que va a ser el retrato, y una gama de pintura gouache, tal que azul, 3 botes de la misma gama de color, blanco y negro. Pinceles según vaya a ser el trazo, planos y de media dureza si eres amigo de pintar con presión, redondos finos y blandos para detalles y suavidad en la pincelada.
Compra papel calco, negro o si encuentras amarillo, tanta superficie como la que vas a pintar. Necesitarás un celo vegetal que se retire sin llevarse nada de papel.
Coloca el papel calco tras la foto fotocopiada, y entre estos la lámina dónde vamos a trabajar, el papel calco debe de estar de forma que impregne su impresión en la lámina nueva. Con un portaminas de color, iremos delineando en un solo trazo las geometrías, en forma de “islas”, teniendo que quedar cerradas, estas islas serán pintadas más tarde degradandose en su color.
Una vez que tenemos toda la morfología delineada en nuestro papel preparado, cogeremos varios frascos de gouache y varios vacios que se puedan cerrar para crear nuestra gama lineal de colores y no variarla en todo nuestro trabajo.
Pintaremos, un tono por cada isla, podemos incluso numerarlas si nos resulta más sencillo y será bueno que el retrato original lo tengamos cerca para buscar los parecidos.
Todas las islas deben de quedar bien cubiertas, y lo podemos comprobar apagando la luz y con una linterna direccionada por la otra parte iluminando hacia nosotros, si se cuela la luz, es que hay zonas sin cubrir con el gouache.
Al terminar, lo dejaremos secar bien, haremos los pequeños retoques y lo llevaremos a enmarcar en un vidrio que sea antirreflectante.
Espero que vuestro regalo guste, no suele fallar.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Bricolaje, General


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar