>Cosas de Decoración

Tipos de suelos para el cuarto de baño

Autor: Comentar
Comparte este artículo
A la hora de reformar la casa, debemos tener en cuenta cuáles son los tipos de suelo más adecuados para cada estancia. El suelo para el cuarto de baño merece una especial atención en este sentido, ya que su mobiliario requiere de algunas características especiales.  Tiene que ser, por ejemplo, resistente a la humedad y duradero, a la par que estético.

Tipos de suelos para el cuarto de baño

Existen diferentes tipos, fabricados con distintos materiales y con precios muy variados, que podemos adaptar a nuestros gustos y necesidades.

¿Cuáles son los mejores tipos de de suelo para el cuarto de baño?

Azulejos

Uno de los grandes clásicos para el suelo del cuarto de baño son los azulejos. Muy duraderos, la humedad no los deteriora, y son resistentes frente a los golpes y los arañazos. A veces se asocia este material a un estilo anticuado y pasado de moda, pero lo cierto es que hay una gran diversidad en el mercado en cuanto a texturas, colores, formatos, etc.

Respecto a estos azulejos, los expertos recomiendan que sean colocados utilizando la llamada técnica de capa fina. De esta forma se consigue una mayor duración y se evita los antiestéticos huecos entre las baldosas. Esta técnica también es aconsejable para las paredes, pues ofrece una mayor adherencia.

Piedra natural

Otra opción igualmente válida para el suelo del baño es la piedra natural. Es muy recomendado en este caso, al ser uno de los materiales que mejor tolera la humedad. Sin embargo, conlleva algunos inconvenientes, como su alto precio, que no está al alcance de la gran mayoría de los bolsillos. Y es que se trata de un producto natural de alta calidad.

Otra de sus desventajas es que necesita ser sometido previamente a un proceso de texturización mediante lijado o granallado para aportar rugosidad, ya que la piedra natural es especialmente resbaladiza. No obstante, es muy duradera y decorativa, sobre todo en casas de estilo clásico o rústico.

Gres porcelánico

El gres porcelánico es otra buena alternativa. Gracias a su durabilidad, es frecuentemente utilizado en zonas de exterior, como terrazas o jardines. Presenta una gran resistencia ante los cambios de temperatura, por lo que será idóneo para el suelo del cuarto de baño. No necesita ningún mantenimiento riguroso. Otro punto positivo es su aspecto limpio y brillante, así como su amplia variedad de modelos. Muchos de ellos imitan a la perfección a otros materiales como la madera o la piedra.

Microcemento

Hay quien opta por el microcemento, debido a sus múltiples ventajas. Se trata de un material resultante de la mezcla de varios cementos, polímeros, resinas y otras sustancias sintéticas. Se utiliza tanto para suelos como paredes o muebles, y es perfecto para el baño, ya que es impermeable, resistente y antideslizante. Fácil de limpiar y de instalar, no requiere un mantenimiento exhaustivo, y cuenta con acabado mate o brillante.

Mármol o granito

El suelo de mármol o granito también es muy común en el cuarto de baño, así como en los suelos de la cocina, puede elegirse para que haga juego con la grifería de la cocina.  Es un material duradero y resistente, que no puede ser dañado por la humedad. Al igual que los azulejos, debe ser instalado mediante la técnica de capa fina, con el fin de evitar huecos innecesarios y conseguir un aspecto inigualable.

Madera natural

Por otro lado, se dice que la madera natural no es adecuada para una estancia en la que exista calor y humedad. Esto es cierto en parte, pero actualmente existen soluciones para que este material no se deteriore ante tales condiciones. Por ejemplo, podemos escoger algún tipo de madera tropical, como la teca o el merbau. Para utilizar otra clase de madera sería necesario someterla previamente a un tratamiento antihumedad. Además, se necesitaría de un mantenimiento especial.

Suelo laminado

Si se quiere un suelo de madera, pero el presupuesto es escaso o se prefiere un material de mantenimiento más sencillo, nada mejor que decantarse por un suelo laminado. Su instalación es rápida y es resistente a la humedad. Imita el aspecto de la madera natural, y aunque no tiene la misma calidad, cuenta con la ventaja de que puede sustituirse fácilmente la parte dañada por otra lámina.

Dichas láminas normalmente están fabricadas con plástico reciclado, lo que hace que sean muy económicas. Dependiendo de sus características, puede necesitar algún tratamiento especial cada cierto tiempo para mantener su brillo y calidad. Es una de las opciones más habituales hoy en día a la hora de enfrentarse a una reforma del hogar.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Baños


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar