Tips para Decorar con Turquesa

El turquesa es uno de los colores que más se han puesto de moda en la decoración de interiores. Si bien es cierto que es un color arriesgado y moderno, si te atreves con él, puede conseguir efectos realmente sorprendentes en diferentes ambientes de tu hogar. ¿Preparado para decorar con turquesa?

decorar-con-turquesa

El color turquesa emula el tono del cielo cuando está muy despejado y azul. Es un tono muy alegre, capaz de levantar el ánimo a cualquiera que se encuentre en una estancia decorada con él. Suele emplearse en dormitorios o cuartos de baño, pero en los últimos años, también se ha dejado ver en otras estancias como el salón, el comedor o incluso la cocina.

Para decorar con turquesa, deberás saber qué colores combinan bien con éste. Nosotros te aconsejamos que dependiendo del tanto por ciento que ocupe este tono, selecciones unos u otros. Es decir, si eliges el turquesa para el sofá del salón, las paredes deberán ir en blanco o un azul muy claro, casi blanco, para no sobrecargar la estancia. Si, por el contrario, decides utilizar el turquesa tan sólo en unos cuantos objetos, podrás emplear otros tonos más fuertes como el azul oscuro o el marrón para el resto del salón.

Si te decantas por decorar tu cocina con este tono, debes saber que hay diversas firmas de electrodomésticos, tales como Smeg, que venden lavadoras, lavavajillas e incluso frigoríficos con los colores más atrevidos del mercado: amarillo, verde, rojo e incluso turquesa. Así que, tampoco tendrás problemas a la hora de amueblar este espacio si quieres integrar este tono.

Por último, si te decides por decorar el dormitorio con turquesa, te recomendamos que compres un conjunto de sábanas de este color o un nórdico. De esta forma, la cama, que es la protagonista de este espacio, estará vestida con él y conseguirás un efecto impresionante.

Fuente de la imagen: Ikea

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *