Un congelador para cada usuario

Cuando una persona se hace con un frigorífico, por desgracia, en más de una ocasión lo hace guiándose por criterios económicos y de espacio que por lo fundamental: la funcionalidad. En este sentido, muchas veces los congeladores son los grandes “damnificados” en esta búsqueda de la economía presupuestaria y de espacio. Está claro que, especialmente para grandes familias, contar con un congelador de amplia capacidad, fiable y de garantías es algo absolutamente imprescindible.

0 comentarios
numenor
jueves, 20 junio, 2013
frigorificos-congelador-cada-usuario

La Organización de Consumidores y Usuarios establece que los arcones congeladores complementan de manera ideal la labor de un frigorífico combi, especialmente en casos de amplia demanda. Este tipo de equipos tienen una capacidad de unos 90 litros, mientras que la de los congeladores independientes es de entre 220 y 300 litros.

A la hora de hacer su elección, la OCU recomienda que el congelador disponga de luz interna para ver el contenido de manera completa, alarma que le avise en caso de que se interrumpa el suministro de electricidad y, asimismo, un panel de mandos completo y accesible que presente los datos de manera clara. Es interesante, asimismo, que cuente con un orificio de desagüe para cuando tenga que proceder a descongelar el equipo.

Para comprar un frigorífico o congelador es, en este sentido, necesario apostar por la versatilidad de grandes marcas del sector como, por ejemplo Samsung, que cuentan en su haber con experiencia en el desarrollo de tecnología no sólo en el apartado del frío sino, asimismo, en la informática y toda clase de electrodomésticos.

Cuidados

Uno de los problemas más habituales a la hora de llevar a cabo el mantenimiento de un congelador tiene que ver con la generación y acumulación de demasiado hielo. Los estudios estiman que una capa de sólo 3 mm de escarcha pueden reducir una tercera parte del rendimiento de un congelador de máximo nivel.
Para limpiar de escarcha el congelador nunca hay que emplear cuchillos ni objetos metálicos, ya que podrían dañarlo completamente. Lo ideal es emplear un paño empapado en agua caliente o una esponja para que el hielo se desprenda de manera mucho más sencilla.

Si sigue estos consejos de uso y mantenimiento de equipos, seguro que los congeladores y frigoríficos le acompañarán de manera fiable durante muchos más años.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *