>Cosas de Decoración

Cómo restaurar un mueble antiguo

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Si disponemos un mueble antiguo, que por su valor, ya sea artístico, histórico o sentimental, queremos restaurarlo para prolongar unos años más su belleza y su buen uso, a continuación ofrecemos unos consejos útiles que nos podrán aportar algunas ideas.

muebleweb

Conocer el mueble

Es importante colocar a nuestro mueble en el tiempo, saber si es de estilo o de época, bien porque lo hayamos comprado nosotros o porque lo hayamos heredado. Normalmente los muebles buenos llevan su “firma” a modo de estampillado, en algún lateral o bien en algún cajón o lugar muy discreto.
Si nuestro mueble es de valor, tendríamos que descubrir el estilo que tiene para comprobar su valor y así decidir si la restauración la hacemos nosotros o bien se la facilitamos a unas manos profesionales.

Estudio de las actuaciones

Con el tiempo, si el mueble es de madera, los xilófagos pueden visitar a nuestras piezas y como son unos visitantes silenciosos, pueden hacer polvo nuestras posesiones. Atacan al principio por lugares que no percibiremos, dejan unos pequeñísimos agujeros y por eso es bueno estar pendiente periódicamente de nuestros muebles, aplicándoles líquidos específicos que a los pequeños insectos les harán desaparecer y nuestras piezas no sufrirán su presencia. También se elimina la carcoma, aplicando un tratamiento de calor y cambios de temperatura bruscos, sin humedad.

Si lo que tenemos que rehabilitar es una silla, que se partió por la mitad una de las patas, quizá no merezca la pena realizar el trabajo pues, una silla o mesa que ha sufrido tal accidente, se puede decir que es casi irrecuperable.

Cómo restaurarlo

Es importante eliminar suciedades e impurezas adheridas a nuestro mueble, debemos eliminarlas de forma paulatina y gradual, porque el efecto es irreversible.
Se repararán las estructuras del mueble, y se repondrá el material que sea necesario.
La fase final de la restauración es el acabado de la superficie.
Se protegerá de los agentes dañinos del exterior, y así se reservará y se mejorará el nivel estético de la pieza. Según el barniz o la sustancia que se use y la técnica que se aplique, la terminación adquirirá un tono y un brillo, y tendremos especial cuidado en estudiar antes el tipo de mueble que es, si es de estilo o de época, y el tipo de tratamientos que se deben aplicar para obtener un resultado coherente con la fecha en la que se creó el diseño.
El acabado de Goma-Laca se aplica con muñequilla.
Los barnices sintéticos se aplican de una forma rápida y el acabado es homogéneo y plástico.
Si se quiere mantener el barniz original, primero se pule la superficie unificando después el barniz, que será de las propiedades lo más parecidas del original.
Tras estas actuaciones podremos volver a disfrutar de nuestro mueble totalmente restaurado.

Imagen: Paul Lowry



0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar