valla de jardín

Los 3 mejores tipos de vallas metálicas para jardín

¿Estás pensando en instalar vallas metálicas en tu jardín? Debes saber que hay variedad de opciones con las que puedes hacer realidad justo lo que estás buscando, como las vallas con malla metálica si buscas opciones más económicas, mallas hércules para dotar de elegancia la zona exterior o bien con vallas de hierro, con gran resistencia.

Estos son los 3 mejores tipos de vallas para jardín y, empleando cualquiera de ellos, podrás tener los resultados que más se ajustan a tus necesidades particulares. Pero, ¿cuál de todos ellos instalar en tu caso? Aquí te mostramos las características más destacas de cada alternativa para que puedas tomar la mejor decisión.

Poner vallas metálicas en tu jardín

Los jardines están expuestos a la vía pública y también a las inclemencias del clima, por ello, poner vallas metálicas puede ser la solución más adecuada a la hora de acotarlos y obtener resultados resistentes, que no se descasten con facilidad por la incidencia de los cambios meteorológicos.

Estas instalaciones pueden ser también decorativas y muy útiles para el uso diario. Tan solo debes escoger la más adecuada para ti y para las circunstancias de tu jardín entre las mejores opciones del mercado. A continuación, te explicamos las particularidades de cada una para que puedas escoger tu favorita, ¡toma nota!

La malla metálica

La malla metálica es una de las opciones más accesibles del mercado y destaca por su sencillez. De entre todas las variantes, la más utilizada es la conocida como malla de simple torsión. En ella encontrarás un método fácil para delimitar tu jardín y contar con algo más de privacidad. Como el material está perfectamente preparado para una vida en el exterior, no se dañará con mucha facilidad ni va a requerir de una manutención muy elevada. No obstante, son soluciones bastante livianas y no serán las más adecuadas para ti si buscas un contorno más robusto.

La malla hércules

Los usuarios que quieren ganar en resistencia y buscan un acabado más sofisticado pueden apostar por las mallas hércules, que ofrecen todas estas cualidades, aunque requieren de una inversión más elevada. Está formada por alambres electrosoldados tanto en horizontal como en vertical, con lo cual, son capaces de formar paneles muy firmes que protegerán cualquier jardín.

La valla de hierro

Si consideras que tu jardín está muy expuesto y quieres poner un sistema de valla muy completo, te convendrá invertir en las vallas de hierro. Se trata de productos con un precio más elevado, pero presentan una resistencia muy alta, te ofrecen más seguridad y ponen su granito de arena en la decoración, ya que también ofrecen un aspecto más moderno. Es la opción ideal si quieres impedir que accedan terceras personas o animales, si pretendes encontrar una solución a largo plazo y amortizar la inversión con el paso del tiempo.

¿Qué valla escoger?

Todas estas vallas metálicas se emplean muy a menudo en todo tipo de jardines y arrojan resultados excelentes. Según su tamaño o necesidades, tendrás que pensar en la solución que se ajusta mejor. Las mallas metálicas te pueden hacer un buen servicio si el jardín es pequeño y deseas apostar por la practicidad, la malla de hércules es una excelente solución elegante y útil que hace una labor decorativa y la de hierro es la ideal para instalaciones sólidas en espacios amplios.

¿Te gustaría poder techar una parte de tu jardín para aprovecharlo más? Puedes techar un porche de forma económica y decorativa con panel sándwich imitación teja, el cual es de fácil instalación y completará la renovación de la zona exterior de tu casa con éxito.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *