Ahorrar espacio con puertas correderas

Autor: Comentar
Comparte este artículo
El espacio, sobre todo en las grandes ciudades, se ha convertido en un lujo que se paga a precio de oro. Por eso, muchos diseños arquitectónicos y de interioristas pasan por el ahorro de espacio y el máximo aprovechamiento.

Las puertas correderas son una excelente opción que,  además de prácticas,  resultan muy estéticas. Si estás pensando renovar las puertas de tu casa, quizás es el momento de plantearte poner puertas correderas.

puertas corre

Las puertas correderas son  la mejor solución cuando se dispone de poco espacio, pero también son una idea genial en cualquier ambiente. Su instalación es más compleja que las puertas convencionales por lo que conviene encargárselo a un profesional.

Este tipo de puertas ofrecen más posibilidades que las puertas convencionales, ya que el juego de materiales actúa como otro elemento decorativo más. Así, encontramos puertas correderas en madera, metales,  cristal, plásticos… con diferentes acabados y efectos, son muy versátiles. La combinación de madera y cristal, por ejemplo, aporta calidez y permite el paso de luz. Una puerta de metal, puede quedar muy bien en una cocina tipo industrial.

Pero de las favoritas son las puertas correderas de cristal. Estas puertas, tanto en su versión transparente, como esmerilada, resultan modernas, sofisticadas y permiten el paso de luz, aunque a la vez cumplen la función de separar y aislar. Es un tipo de puerta que se uso mucho en oficinas, ya que permite una intimidad acústica pero deja ver.

Las puertas correderas instaladas en los pasillos permiten el paso libre siempre, sin tener el obstáculo de la puerta convencional. Esto es de gran ayuda para las personas de movilidad reducida. En general, las puertas correderas son más cómodas de manejar y son menos peligrosas a la hora de encajarse o atascarse, algo de suma importancia cuando hay niños.

Fuente de la imagen: Vidreglass



0 Comentarios Enviar un comentario