Cómo quitar manchas en muebles de madera

En las celebraciones realizadas  en casa o, simplemente, por descuidos, nuestros muebles terminan dañados y manchados. No todos ellos  son iguales,  ni su madera se trata de la misma forma. Cada uno tiene su propio método de limpieza.Todos los muebles tienes unos acabados diferentes. Hay que destacar tres tipos:

0 comentarios
mary
jueves, 24 noviembre, 2011
  • Acabado blando. Los muebles con esta clase de acabado se les puede hacer fácilmente una marca con algo punzante. Para limpiarlos,  hay que tomar un limpia polvo o trapo para eliminar los restos de suciedad y después frotarlo con un producto que sirva de abrillantador de muebles.
  • Acabado duro: estos último  son a base de lacas o acabados con poliuretanitos. Estos tipos de muebles se les quita el polvo con un paño humedecido en agua y con un poco de jabón (puede ser incluso jabón de manos). Después se seca con otro paño húmedo.
  • Acabado en pintura: tienen una limpieza mucho más sencilla, ya que sólo se necesita un paño humedecido con un poco de producto para madera.

También hay que tener en cuenta que no todas las manchas son iguales, ni se pueden limpiar igual. Te daremos algunas de las manchas típicas que puedes encontrar en los muebles de madera y el remedio para quitarlas:

  • Manchas de tinta: Este tipo de manchas son más delicadas. La forma de quitarlas es colocando un papel secante encima de ellas y mojándolo con alcohol de quemar. Por lo general,  se suele quitar así. En el caso que no fuese así se tendría que lijar el mueble y volver a pintar de su mismo tono.
  • Manchas de grasa: Se coloca encima de la mancha un paño humedecido ligeramente en amoníaco. Este último hay que quitarlo con rapidez y secándolo para que no provoque desperfectos.
MADERA111
  • Manchas de cigarro: en estos casos debes de frotar la mancha con aceite de olive en la dirección en que la mancha esté hecha y, después,  frotar con un paño seco.
  • Manchas de restos de vela: El modo de limpiar este tipo de mancha es tan fácil como calentar la cera y darle con un paño humedecido en amoníaco, secando con otro paño seco rápidamente.
  • Manchas de óxido: Su limpieza se hace con agua oxigenada. Se humedece un paño con ella y se frota por encima de la mancha, dando después con otro paño humedecido en agua.
  • Manchas de pegatinas: son tratadas con amoníaco, frotando encima de ellas hasta que desaparezcan y dando posteriormente un repaso con limpiacristales.


No todos lo muebles ni todas las manchas tienen el mismo sistema de limpieza. Si sigues estos consejos conseguirás que tus muebles sigan brillando con el primer día.

Fuente Imagen: Thinkstock

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *