Cambiar las puertas de un armario a correderas

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Tengo unas puertas abatibles de hace un montón de tiempo que por motivos de espacio y estética he decidido cambiar, no quiero gastar mucho pero sí me gustaría que queden mejor que las que tengo, más modernas, bonitas, y que me permitan aprovechar el espacio de una manera más cómoda.

armariow

Si tengo interés en manener el interior de un armario empotrado, para cambiar el sistema de puertas abatibles a correderas, lo primero que tengo que hacer es medir los espacios.

El hueco libre es importante tenerlo reflejado en medidas, así como si tiene alguna bajada de techo, tabique o viga que me pueda entorpecer a la hora de instalar las guías de las puertas.  Necesito tener una superficie a la que pueda anclar la guía,  de la que van a colgar y por la que se van a desplazar las puertas  y que soporte todo el peso de cada hoja, hay puertas que sólo necesitan que la parte sustentante del tabique sea superior para simplemente ponerle un “clip” a la parte inferior de la puerta para que no pandeé y se nos pueda caer.

Parte de las  divisorias verticales del interior del armario deben de coincidir con los perfiles y laterales de cada hoja cerrada y abierta totalmente para que podamos acceder a los accesorios cómodamente.

Hay que tener especial cuidado con que los accesorios extraíbles tales como una cajonera, un zapatero o una balda, puedan abrirse mientras la puerta del armario esté totalmente abierta y no dificulte u obstaculice su función.

En el Ikea venden los elementos de los armarios al gusto, podemos comprar las puertas independientemente de los interiores y su coste es bastante inferior al que nos cobraría incluso un carpintero. Debemos de ser mañosos y tenerlo todo bien medido y poseer las herramientas necesarias para que cuando hagamos el cambio nos queden las puertas instaladas sin ningún tipo de problema.

Imagen sujeta a licencia CC



0 Comentarios Enviar un comentario