Cómo distribuir los espejos en el baño

¿Quién no tiene uno o varios espejos en el baño? Cuando entras a vivir en una casa uno de las primeras cosas que se compra es el espejo para el cuarto de baño.

Además de cumplir una función meramente estética sirven en el caso de los chicos para poder afeitarse sin rebanarse el cuello y en el caso de las chicas para poder maquillarse y depilarse.

espejos

Los espejos básicos en el cuarto de baño son,  desde mi punto de vista,  dos:  Uno encima del lavabo y el otro en el lado contrario. De este modo,  podrás mirarte de frente y la parte posterior.

Adicionalmente,  podrás colocar uno extensible en la pared. Este tipo de espejos es como si tuvieran un muelle y se extienden y se alargan unos centímetros con el fin de mejorar la visión. Con una forma redonda, en algunos casos suelen estar dotados de una iluminación en el exterior del espejo.

Todavía recuerdo cómo hace algunos años existían algunos armarios de baño que tenían unas puertas abatibles que te permitían verte desde todos los ángulos. Personalmente,  me parecían feos con avaricia pero hay que reconocer su funcionalidad,  ya que con dos o tres movimientos sabías el aspecto final que tenías.

Algún espejito de mano también te vendrá bien para poder jugar con la luz que no siempre es muy buena en estas estancias. Además existen algunos modelos que son especialmente bonitos.

Idealmente un espejo de cuerpo entero cumplirá una función básica para poder mirarte por completo una vez que estés vestido. Aunque no te parezca importante tener una visión general te ayudará a saber si el look elegido es el acertado para el día que se te avecina.

¿De qué espejo no podrías prescindir en tu cuarto de baño? ¿Te miras mucho o no eres muy narcisista?

Vía: Fiorella Design

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *