Eligiendo el cerramiento para el jardín

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Elegir el cerramiento para el jardín puede parecer una tarea simple, pero antes de lanzarnos a la piscina, hemos de tener en cuenta una serie de factores básicos. Te hablamos sobre ello en nuestro blog de Decoración.

Eligiendo el cerramiento para el jardín


El jardín de nuestra casa es una zona para relajarse, divertirse, realizar actividades al aire libre, y un largo etcétera. Todas estas ventajas se ven empañadas cuando no disponemos de privacidad, algo que sólo podemos evitar instalando algún tipo de cerramiento para este área. Los encontramos de distintas y variadas clases, siendo algunas de ellas más o menos adecuadas dependiendo de cada caso. Te contamos todo lo que debes saber sobre estos elementos.

Consejos para elegir el cerramiento para el jardín

Es prioritario, a la hora de elegir un cerramiento para el jardín, asegurarnos de que está fabricado con los materiales adecuados y que cuenta con accesorios esenciales como la malla de cerramiento. De lo contrario podríamos enfrentarnos a problemas como oxidación, humedades o plagas de insectos. En este sentido, se recomienda consultar con un especialista antes de adquirir ninguna pieza, ya que él sabrá qué cerramiento nos conviene dependiendo de las características de nuestro jardín.

Probablemente el método más clásico sería instalar un muro de ladrillos, ocultándolo posteriormente con la vegetación. Sin embargo, existen otras muchas opciones más sencillas y menos costosas, que abarcan un sinfín de materiales y son igualmente válidas.

Consejos para elegir el cerramiento para el jardín

Encontramos, por ejemplo, la tradicional malla metálica para cuidar el jardín. Tejida con alambre de una sola torsión, se caracteriza por sus pequeñas formas de rombos. Es uno de los cerramientos más utilizados, gracias a su precio económico y a que no requiere un gran mantenimiento. No cumple una función estética, por lo que suele cubrirse con árboles y otras plantas.

También son muy populares los cerramientos para el jardín de cañizo. Pueden ser de diferentes clases, entre las que destacamos el cañizo de plástico. Es muy resistente a las condiciones climatológicas, y cuenta con un gran número de variedades estéticas en el mercado. Además, su precio no es demasiado alto y puede ocultarse muy fácilmente tras la vegetación.

cerramiento para el jardín

Otro tipo de cerramiento con cañizo es el de PVC en forma de tubo. Es uno de los más resistentes a las inclemencias atmosféricas como la lluvia, la nieve o el viento. Asimismo, apenas se deteriora con el paso del tiempo y se limpia muy fácilmente.

El mimbre es otra buena opción, ya que es, al igual que los dos anteriores, altamente resistente. Una de sus grandes ventajas es su aspecto, discreto y elegante, que puede fundirse fácilmente con el entorno. Es perfecto para zonas con humedad y jardines con piscina.

cerramiento para el jardín, consejos

Cabe mencionar también el cerramiento de cañas de bambú: resistente, económico y muy decorativo. Ofrece un aspecto de naturalidad y calidez, ayudándonos a conseguir un ambiente relajante. Gracias a su color, se funde perfectamente con el resto de la vegetación, y aporta un toque original a la zona. Además, es flexible y fácil de manejar.

Estos son sólo algunos tipos de cerramientos de los muchos que encontramos disponibles en el mercado. Como decíamos anteriormente, lo más recomendable es que nos dejemos asesorar por un profesional, que visite nuestro jardín y nos indique el material que más nos beneficie.

Eligiendo el cerramiento para el jardín puedes toparte con una amplia variedad de modelos como los especificados en líneas anteriores. ¿En qué os fijáis vosotros a la hora de adquirir estos materiales?

Fuente Imágenes por Leroy Merlin

Por:
Etiquetas:
Categorías: Jardinería


0 Comentarios Enviar un comentario