Cómo pintar una habitación para que parezca más grande

Autor: 1
Comparte este artículo
Pintar una habitación es la manera más sencilla y barata de darle estilo y vida, o de cambiar y renovar su aspecto. Un buen uso de los colores incluso disimula problemas estructurales, tamaños reducidos, formas extrañas, y puede convertir en atractivo un espacio antes insulso.

Cómo pintar una habitación para que parezca más grande

Así que con unas breves nociones de decoración podemos estar preparados para cambiar el carácter de una habitación y acercarla a lo que nos gustaría que fuese, con sólo un pequeño gesto. Los colores afectan psicológicamente a las personas, por lo que es necesario tener en cuenta la forma y tamaño de la habitación, y la idea que queremos transmitir, antes de decantarse por un tono en concreto.

¿Cómo pintar la habitación para que se vea más grande?

Así, por ejemplo, por mucho que nos guste una pintura de la gama de los tonos cálidos, es decir, amarillos, anaranjados y rojos, nunca deberíamos emplearlos en una habitación de tamaño reducido, ya que estos colores crean la impresión de un ambiente más cerrado y pequeño. Son idóneos, en cambio, para calentar los ambientes de las estancias demasiado grandes.

Si el problema es que la habitación es pequeña, y queremos aportarle un ambiente más abierto y amplio simplemente con una mano de pintura, también es posible. En este caso, debemos optar por los colores fríos, en las gamas de los verdes, azules y púrpuras, que consiguen crear la ilusión de que la estancia es más amplia de lo que parece.

Algo parecido sucede con el techo: si es demasiado bajo y da la sensación de ‘aplastar’, nunca debemos pintarlo en colores oscuros o cargados. El blanco y los frescos tonos azules o verdes claros son la mejor opción para aligerar los techos bajo y proporcionar una sensación de espacio.

Otra cosa a tener en cuenta a la hora de pintar una habitación, aparte de su tamaño, es la disposición y la forma. Una estancia  alargada y estrecha puede parecer más amplia pintando las dos paredes cortas de un color más oscuro que las paredes largas. Del mismo modo si pintamos del mismo color el techo y la pared del fondo haremos que parezca más ancha y menos profunda, esto es ideal para los pasillos, por ejemplo.

Aunque desde luego si tenemos una habitación pequeña que queremos agrandar lo mejor es acudir a una empresa de reformas que nos haga un estudio y determine la mejor forma de variar la distribución de los espacios para hacer que las habitaciones sean más prácticas y cómodas. Mientras nos decidimos  a poner en marcha esa reforma podemos pintar la habitación para que parezca más grande con los consejos que os hemos dado en este artículo.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Diseño interior


1 Comentarios Enviar un comentario


  • avatar
    bloompapers.com

    El ultimo consejo nos parece muy acertado, además de darle color a la habitación con dos tonos distintos, la sensación de amplitud deve ser mucho mayor!

    Nos gustan vuestros post!

    Un saludo!

    El equipo de Bloom